Promised Land Pentecostal Church

Go

El Primer Vengador

04.20.20 | Spanish Translation | by Elder Steven Rogers

El Primer Vengador

    "Pero él, estando lleno del Espíritu Santo, alzó la vista rápidamente hacia el cielo, y vio la gloria de Dios, y Jesús parado a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre de pie. a la diestra de Dios" -Acts 7:55-57.

    El Primer Vengador

    Para ser un pionero en abrir un camino para otros, se necesita mucho coraje, fortaleza, humildad y sabiduría. Para ser el primer medio, usted es el primero en descubrir lo desconocido, enfrentar peligros, superar obstáculos y avanzar a pesar de aquellos que dicen que "no se puede" o "no se debe" hacer. El primer hombre en el espacio exterior, el primer hombre en la luna; el primer atleta profesional afroamericano; La primera mujer en volar alrededor del mundo tuvo que vencer los miedos personales y perseverar a través de los adversarios que pretendían derrotarlos. Los que han roto las barreras sociales son conmemorados y grabados en la historia, pero para que no olvidemos que hay muchos pioneros silenciosos en las familias que han roto los estereotipos, las barreras educativas y las maldiciones generacionales que han plagado sus linajes. Ahora, es su vida la que establece el punto de partida para todos los demás que vendrán después de ellos.

    Jesús advirtió a sus apóstoles que serían "odiados de todos los hombres por el bien de mi nombre". Fueron sus primeros discípulos que escucharon el llamado a seguir, pero no fueron los primeros en encarnar la advertencia de Cristo. Esteban fue elegido por el pueblo y designado por los apóstoles para el cargo de diácono. Era un hombre de carácter honesto, lleno de fe, poder, sabiduría y el Espíritu Santo, cuyo ministerio de evangelismo y don de milagros lo llevó de esperar en las mesas a luchar por la fe ante el tribunal del Sanedrín. Su audacia y su espíritu inquebrantable incitaron a la violencia contra él que llevó a Stephen a convertirse en el primer mártir de la iglesia cristiana.

    Cuando las piedras arrojaron sobre su cuerpo y la sangre brotó de su cabeza, sus ojos levantaron la vista y vieron a Jesucristo con autoridad, listo para darle la bienvenida al reino de los cielos. Lucas registra este relato en Hechos 7:55: "Pero él (Esteban), estando lleno del Espíritu Santo, alzó la vista rápidamente al cielo y vio la gloria de Dios, y a Jesús parado a la diestra de Dios". Esteban tenía una visión clara de Jesucristo, incluso en medio de una grave adversidad, porque tenía una relación limpia. Su situación no cambió. No fue traducido por sus perseguidores ni adormecido por el dolor. Se mantuvo firme, anclado en la fe centrada en su Salvador.

    Mientras que los apóstoles se elevaron por encima del smog espiritual en el Monte de la Transfiguración para ver a Jesús en su gloria, Esteban estaba en las trincheras con clara visibilidad. Covid-19 ha provocado una cuarentena mundial que tiene un consumo humano limitado, lo que resulta en una disminución de la contaminación del aire. Las imágenes satelitales han revelado una reducción de la emisión de carbono en las principales ciudades, las montañas del Himalaya son visibles y el agua de los canales de Venecia es clara. La tierra se está curando de la mano desenfrenada de la humanidad.

    La tierra siempre ha sido un precursor espiritual expresado en paralelo con la humanidad. "En el principio Dios creó los cielos y la tierra", perfectos y habitables. Sin embargo, la tierra giró en el caos, y la oscuridad cubrió sus suelos. La luz desplazó la oscuridad pero no la eliminó; se deslizó en el corazón de Adán y sus descendientes, culminando en los días de Noé, que Dios "se arrepintió" de hacer al hombre sobre la tierra porque su pensamiento y sus acciones eran continuamente malos. Fue en este punto que Dios le ordenó a Noé que construyera un arca y que se pusiera en cuarentena. En el arca Noé y su familia fueron separados del mundo, la promesa fue asegurada y la relación del hombre con Dios se restableció.

    El arca presagiaba la salvación en Cristo Jesús y su iglesia. No era lujoso y carecía de las comodidades y servicios de los cruceros modernos. Su construcción ni siquiera incluía un baño a bordo. El arca era simple pero fuerte, como debía ser la iglesia. En esta temporada, los edificios de la iglesia están vacíos y cerrados. Los coros, músicos y programas están en silencio. Sin estas comodidades que se utilizan para incentivar la adoración, la simplicidad del Evangelio ha regresado. Ha vuelto a su primer nacimiento en los corazones y hogares de los creyentes donde solo se ve a Jesús, quien es la Gloria de Dios.